La Casa

Rehabilitada artesanalmente.

Casa Pirineos es una casona de piedra rehabilitada artesanalmente que dispone de dos apartamentos de seis-ocho plazas completamente equipados y de categoría superior.

Para la rehabilitación de la casa se han utilizado criterios de arquitectura tradicional y bioconstrucción. Se han conservado los materiales existentes: escaleras, muros de piedra, portones, horno tradicional, algunas vigas de madera y tejado de losas de piedra sobre barro. Se han abierto ventanas hacia el sur (con cristales térmicos). Hemos utilizado aislamientos ecológicos (celulosa, lana de oveja, arlita, gutex, corcho...), pinturas ecológicas, morteros de cal, cableado “cero halógenos”, conducciones sin pvc,... La calefacción es mixta: biomasa, leña y propano (caldera auxiliar). En verano utilizamos enfriadores evaporativos (Tromax) que proporcionan confort con muy poco consumo. La energía eléctrica es certificada de fuentes renovables. Hacemos recogida selectiva de residuos y utilizamos compost.

Los apartamentos (de 8-10 plazas cada uno) son completamente independientes entre sí, cada uno tiene su propio equipamiento por lo que se pueden alquilar por separado. También existe la opción, en algunos períodos de tiempo, de alquilar los apartamentos para grupos más pequeños ajustando el precio. El Apartamento Alto dispone de un amplio salón abuhardillado con mesas y espacio para 20-25 comensales. Están completamente equipados.  Además de los dos apartamentos, tambien hay un dormitorio doble con baño que se puede alquilar con los apartamentos para aumentar las plazas.  Disponemos de varias camas supletorias y sofás-cama, lo que permite que la casa tenga gran versatilidad y capacidad para adaptarse a las necesidades de grupos desde dos a veintiséis personas.

Casa Pirineos dispone de un bonito jardín de 400 metros cuadrados, con zonas de césped y de arbolado, dos barbacoas y abundante mobiliario de jardín. Tenemos un gran nogal, un roble, un haya, un laurel, un madroño, una secuoya (es la única especie ornamental no autóctona), un cerezo, dos manzanos, varios acebos, bojs, avellanos, un saúco, un serbal, un arce, un endrino... Desde el jardín se ven habitualmente milanos, mirlos, picogordos, golondrinas, aviones, vencejos,  colirrojos, lavanderas, pinzones, carboneros, herrerillos, buitres, alimoches y otras especies de aves. Tenemos comederos para los pájaros en invierno y también cuatro nidos donde recibimos a los nuevos polluelos en primavera. Contamos con una casa-nido y un dormidero para murciélagos. A veces nos visitan las ardillas. . Desde el jardín se puede contemplar la Peña Oroel y Collarada.

Artículos relacionados (por etiqueta)

Más en esta categoría: « Apartamento Alto